jueves, 27 de febrero de 2014

Boletín número 6, mes de febrero 2014

PAZ, esta palabra la hemos oído constantemente en los últimos días, acción que debe practicarse, algo nada fácil en estos tiempos. Parte de pertenecer a este proyecto, es el   intercambiar, discernir, discutir y tolerar muchísimo sobre diversidad de temas; y entre ellos, el país. Particularmente sobre las experiencias propias; siendo que cada uno ve las cosas según su baúl de herramientas.
En este intercambio hablamos sobre la realidad propia, sobre la visión ajena, sobre la investigación científico social, llegando a opiniones políticas, y hasta opiniones partidistas. En este afán palabras van, palabras vienen; algunos se aferran a su visión, otros pelean por la suya. En fin, algunos mantienen sus puntos de vistas, su posición, otros los amplían y sin duda, otros estrechan su bastión.
En mi opinión, son estos espacios los mejores lugares para colocar en el tapete nuestras posiciones POLÍTICAS, vale aclarar que al decir esto me refiero a su concepto etimológico, proveniente del latín “politicus” y ésta del griego “πολιτικός” (“politikós”), que significa “de los ciudadanos” o “del Estado”, siendo el adjetivo de “πόλις” (“pólis”) que significa “ciudad” pero también “Estado” ya que la ciudad en la Grecia clásica era la única unidad estatal existente; asimismo de su  sentir filosófico: política es todo lo relativo a la vida de la polis.
Hablar sobre política es necesario en todos los espacios donde confluimos, nuestro país, la patria que hicimos más nuestra durante esos días en el LMJ, necesita del intercambio de opiniones, de puntos de encuentro para la diversidad de pensamientos. Creo es una necesidad el lograr el intercambio de ideas, fundamentadas en los principios y valores obtenidos de nuestros padres, vecinos, maestros,compañeros, amigos, de todos en general para engrandecer a esta hermosa tierra, mi y nuestra VENEZUELA.
El Cajigal es un instrumento para el intercambio, para el diálogo, para la PAZ. En él, no hay cabida para egoísmo ni posiciones partidistas, es un espacio de crecimiento, de enriquecimiento de ideas. Ni a favor ni en contra de liderazgo ni posiciones, gobierno u oposición. Reconociendo lo positivo y rechazando lo negativo donde haya que hacerlo. Un punto de amistad y hermandad.

LUIS FELIPE GARCÍA LUQUE

Descargalo aquí:  Boletín número 6