miércoles, 2 de marzo de 2016

Boletín número 30, mes de febrero de 2016

Llegamos al número 30, treinta como los años de graduados, tantos años de una amistad que crece, tiene sus dificultades, sigue adelante convirtiéndose ya en una hermandad. Esto lo reflejan nuestros familiares, es maravilloso ver a los hijos y todos nuestros sobrinos vivir y convivir un compañerismo que se va desdibujando para formar una familia escogida; hermanos, primos de corazón, de sentimientos que unen tanto como la sangre. Reflejo de las amistades y hermandades de gran se hicieroparte de nuestra promoción.
Excelente el reencuentro en La Taparera, sobrepasó la expectativa y se unieron hermanos que tenían tiempo sin compartir en equipo jaureguino. La delegación de los maracuchos se hizo presente, se compartió un momento especial junto a Mema al ser parte del programa la Eucaristía en recordatorio a Lola, a quien Dios ha de haberle concedido el descanso eterno y el premio a una vida de entrega, nos encontramos en la comunión.
Las dificultades que estamos viviendo nos fuerzan y más que forzarnos nos lleva a fortalecer los lazos de amistad al apoyarnos en la búsqueda de soluciones a inconvenientes y dificultades para solventar alguna necesidad, es común verificar que ante una solicitud de algún bien, producto, medicamentos los cajigales empezamos a movernos en nuestra área de confort para colocar a disposición lo deseado.
Aun esperando que muchos dejen la pereza y compartan sus vivencias, aunque parezca increíble y creamos que ya todas están contadas, recontadas y triple contadas surgen recuerdos de otras y otras y otras vivencias. Como siempre desde este lado de nuestro boletín esperamos sus escritos, sus vivencias para seguir compartiendo, la meta inmediata es llegar al número 50, un tiempo que parece largo pero apenas ayer empezábamos con el número 1.
Gracias Cajigales el camino por delante es mucho.
Luis Felipe García Luque

Descárgalo aquí: DropBox, GDrive, MediaFire, Mega